lunes, 6 de junio de 2016

Nos convertimos en tertulianos en Madrid


"Animales Nocturnos" nos hizo hablar de teatro

El Club del Micro Rojo, uno de los proyectos juveniles de Radio 21, fue invitado el pasado jueves 19 de mayo a participar en una de las charlas sobre teatro que organizaba la compañía “el Aedo” con motivo de la representación en el teatro Fernando Gómez de la obra de Juan Mayorga “Animales Nocturnos”. Una serie de tertulias en torno al teatro que han estado presentes en este histórico teatro madrileño situado en la Plaza de Colón durante todo el mes de mayo. A esta sesión no pudo asistir Juan Mayorga pero aun así tuvimos la oportunidad de hablar con personas muy representativas del mundo teatral como Jesús Torres, director de El Aedo teatro y un actor con una carrera alucinante, Menchu Peña, creadora de Mechosa (distribuidora teatral especializada en jóvenes), Lora Lara, presidenta de ASSITEJ (Asociación de teatro para la infancia y la juventud) Samuel Retortillo y Luciana  Croatto, ganadores de ayuda a la creación joven del Injuve de la Comunidad de Madrid y por supuesto Javi, el director del Club del Micro Rojo y algunos compañeros de la radio. ¿Por qué fuimos? Porque el debate estaba dedicado a nosotros: los jóvenes y el teatro.

Lo primero que debo decir es que todos los participantes nos trataron de tú a tú, como iguales, lo que nos dejó bastante sorprendidos y con una sensación muy agradable. Muchas fueron las preguntas que se plantearon y muchas las respuestas, todas ellas muy interesantes. La primera cuestión fue: ¿Cómo hacer llegar el teatro a los jóvenes? Evidentemente, se habló de la calidad, pero va más allá. El teatro no es una cosa que se promocione tanto como el cine, por ejemplo, si queremos ver una obra debemos interesarnos y buscarla nosotros mismos. Pero, ¿Por qué no buscamos obras de teatro tanto como buscamos libros o películas? Porque nos enseñan que es algo aburrido. No hay ninguna asignatura de teatro en los institutos o en los colegios que nos enseñe cómo es en realidad, fuera de esa visión “de deberes u obligación” que tenemos. Tal vez no toda la culpa sea de los colegios e institutos, también es de nuestros mayores y de la sociedad en general que no promociona otras formas de cultura.

En mi opinión, llegamos a la conclusión de que no solo hay que enseñar a los jóvenes que el teatro es divertido sino también hay que enseñar al resto del mundo que hay más formas de pasar el tiempo libre y que pueden llevar a sus hijos al teatro para convertirles en algo más que una mente cuadriculada. Pueden convertirles en personas que piensen y que sientan, porque eso es lo que provoca el teatro, sentimientos.

Después de un encuentro tan interesante algo nos dijo que debíamos quedarnos a ver la obra, “Animales Nocturnos”, que se representaba justo después. La obra no estuvo bien, estuvo genial. Sinceramente salí un poco impactada. Contaba el encuentro de dos vecinos y cómo uno de ellos es sometido a la autoridad del otro por miedo a que le denuncie, ya que es un inmigrante sin papeles. Los cuatro personajes protagonistas tienen una personalidad muy fuerte y muy distinta, la cual avanza y cambia, en todos ellos, a lo largo de la representación. La obra tiene muy presente al público, haciéndole creer que forma parte de ella, porque al fin y al cabo todos tenemos un poquito de inmigrantes y un poquito de esa personalidad que nos hace creernos mejores que los demás.


Nekane Galindo Rivas
13 años
Encinar del Alberche
Villa del Prado

No hay comentarios:

Publicar un comentario